La Meditación

Escuela de meditación en Vigo





Los beneficios de la Meditación



Los beneficios de la meditación son innumerables. Sobre esto hay una amplísima mayoría de personas de diferentes culturas, nacionalidades, profesiones, investigadores, médicos, científicos, que avalan todos estos beneficios. Sin duda siempre habrá alguna voz que opine lo contrario, pero es de tal importancia y magnitud el consenso sobre estos beneficios que no voy a detenerme a escribir sobre los supuestos perjuicios.



EL AUTOCONOCIMIENTO



Las meditaciones están enfocadas sobre el propio trabajo personal en dos bloques definidos que son muy característicos de la filosofía budista. Uno es la compasión o apertura del corazón hacia uno mismo y hacia todos los demás. El otro es la sabiduría del discernimiento de la realidad, de los conceptos mentales, de la propia estructura mental y el condicionamiento de nuestras creencias y pensamientos. Ambos bloques trabajan al conjunto. No se trata de impartir doctrina budista específicamente, o cualquier otra filosofía de forma unilateral. Se trata del propio auto conocimiento a través de la indagación personal en uno mismo.

Estas técnicas de meditación que serán guiadas o facilitadas por mí nos servirán para meditar de un modo más práctico.

No se precisa previo conocimiento en meditación, tan solo una disposición firme de lograr ser personas más equilibradas, más serenas, más observadores y menos enjuiciadoras. En una palabra, más libres.

En mis clases no se hace proselitismo de ningún tipo, se utilizan diferentes técnicas propias del yoga, del budismo y otras similares de contrastada valía. Pero en ningún caso se menos valora a nada ni a nadie. No importan tus creencias o no creencias. A nadie se le pregunta por ello. Tan solo importa tu apertura de mente y disposición.



MEJORÍA EN POCOS DÍAS



Trabajamos la atención y la contemplación sobre la propia estructura mental, así como el silencio y la observación desnuda, y tú mismo/a observarás en unas semanas si te encuentras mejor física y mentalmente.

No son meditaciones donde sirvan a un bienestar momentáneo, el propósito es mucho mayor. Se trata de sostener la práctica en tu vida en cualquier situación.

  • Trabajamos con los pensamientos, pero vamos más allá del propio pensamiento.
  • Trabajamos con las emociones, pero no nos reducimos a ellas.
  • Trabajamos con las creencias, pero no juzgamos a nadie.
  • Trabajamos con la propia actitud comportamental y la observamos sin juicio desde una mirada amorosa.

Sin duda este es un trabajo personal importante y apasionante, con el que en unas pocas semanas, realizándolo de forma seria y honesta, observarás cambios notables en ti, que redundarán positivamente en todas las áreas de tu vida.







MEDITACIÓN O MINDFULNESS



En la mayoría de los casos, la palabra se usa indistintamente para referirse a la misma cosa. Sin embargo, hay un hecho claro que los diferencia, la palabra mindfulness es de origen inglés y es una técnica que fue desarrollado a finales de los años 70 en Estados Unidos por psicólogos e investigadores reputados tales como Jon Kabat–Zinn, Ronald Siegel o Jack Kornfield.

El mindfulness consiste en aplicar técnicas meditativas a los problemas cotidianos que desembocan en un alto estrés, lo cual se desarrolla bajo un objetivo psicoterapéutico. Este ha sido su mayor gancho de tirón en los tiempos actuales para el occidental que desea esto mismo y no quiere verse implicado en nada que tenga que ver con alguna religión o filosofía "extraña".



En cuanto a la meditación, no la crea ni inventa nadie, es tan remota que se pierde en el tiempo. Ya sé practicaba hace miles de años sin haberla calificado con esta palabra. Lo que ocurre es que lo que más nos ha llegado a los occidentales, como carta de presentación de la meditación, son los budistas quienes mejor nos la representan, con lo cual solemos asociar la meditación a una o varias religiones o filosofías orientales.

Sin duda la meditación suele llevar implícita una filosofía de vida que nada tiene que ver con una religión, (aunque sea practicada por varias de ellas) y que va mucho más allá de una simple técnica de relajación aunque esta técnica sea muy similar a la que se utiliza en mindfulness.

La meditación se practica en todas las religiones o filosofías contemplativas, incluida por supuesto la cristiana.

Lo que trato de explicar es que cada cual coge de la meditación aquello que le sirve.

La meditación contiene los mismos beneficios que mindfulnees y además va un paso mas allá.

La meditación no es exclusiva de ninguna religión o filosofía en particular, no te impone nada, no te obliga a nada, no te alecciona sobre nada.
Un buen instructor de meditación no intenta inculcar a su alumnado forzadamente o insistentemente ningún tipo de filosofía, simplemente comparte esta técnica milenaria de la cual se ha servido el mindfulness y lo hace desde un contexto mucho mayor, abarcando una filosofa de vida desde una mirada más amplia hacia el ser humano.
Es importante resaltar la antigüedad de la meditación, que va mucho más allá de una moda. Las palabras vienen y van, son sustituidas por otras, al igual que las técnicas. Pero apoyarse en algo tan milenario y de tanta sabiduría suele ser garantía de éxito, o al menos de no ir en la dirección contraria. Con ello no quiero desvalorizar en absoluto al mindfulness, todo lo contrario, solo trato de aclarar conceptos, similitudes y diferencias.
Yo no puedo dar clases de mindfulness sin más, como técnica terapéutica, porque la meditación es el motor de mi vida. Pero dar meditación es lo mismo que dar mindfulness, pues la técnica es muy similar. Produce los mismos efectos de relajación y concentración, salvo que la meditación añade ese plus tan importante para el desarrollo personal, en el cual, cada persona se queda con lo que le resuena y el resto lo deja aparcado.
La gran diferencia es que uno es una técnica con fines terapéuticos y el otro es una filosofía de vida aplicada.

Las costumbres, las modas, y las prácticas van y vienen.
Anclarse en algo milenario que realmente creemos y practicamos como filosofía de vida, es algo mucho más amplio.
En la vida todo es filosofía, cada cual tiene la suya, alegar que no se cree en nada y ser puramente racional, no deja de ser otra filosofía de vida tan respetable como cualquier otra.
Te invito a descubrir y compartir meditación, a que te liberes de cualquier prejuicio y valores sin juzgar por ti mismo. Ten por seguro, que no te dejara indiferente.





El mindfulness consiste en aplicar técnicas meditativas a los problemas cotidianos que desembocan en un alto estrés.




La meditación se practica en todas las religiones o filosofías contemplativas, incluida por supuesto la cristiana.